#ConocePaideuterion   

Tertulias dialógicas

¿Qué son?

La tertulia dialógica literaria es una herramienta educativa de éxito que utiliza los textos clásicos de la literatura universal y los principios dialógicos para aumentando las interaciones, superar las desigualdades y acelerar el aprendizaje.

Existen también las tertulias pedagógicas, musicales y no solo con alumnos y alumnas, sino tambien de docentes, familiares y voluntarios/as ya que están abiertas a toda la comunidad educativa.

140507 Padu _CAR3157

Fundamentación

La metodología de las tertulias se basa en la lectura dialógica, entendida como el proceso de leer y crear sentido desde un texto. Lectores y lectoras fomentan la compresión, profundizan en sus interpretaciones literarias y reflexionan críticamente sobre la vida y la sociedad a través del diálogo igualitario con otros lectores.

De esta manera se generan posibilidades de transformación personal y social. Este tipo de actividad aporta un nuevo sentido al proceso educativo y cultural de leer.

Lo importante no es estudiar literatura, sino leerla. No nos centramos en lo que quiso decir el autor o autora en función de estándares académicos, ni en repetir como papagayos lo leído, sino en continuar la construcción del conocimiento a través del diálogo que inició el autor al escribir su obra, primero de una forma individual –autorlector–, para pasar después a enriquecerlo aún más a través de un diálogo que encierra y supera al anterior al producir más y mejores aprendizajes. Pensamos que la pregunta, el fatídico “¿qué has leído?”, además de no aportar gran información sobre si la lectura ha sido comprensiva o no, tiene un carácter excluyente. Nuestro interrogante, porque pensamos que para eso nació la literatura y la lectura, es qué nos ha dicho o qué nos ha sugerido lo leído.

140507 Padu _CAR3098

¿Cómo funcionan?

En las tertulias literarias, tanto si se trata de personas adultas como de chicos y chicas de Primaria y Secundaria, elegimos entre todos el libro que vamos a leer y el número de páginas que leeremos durante la semana.

El compromiso que adquirimos es el de la lectura de esas páginas y el de marcar, al menos, un párrafo que nos haya llamado la atención (porque estamos de acuerdo o en desacuerdo, porque nos gusta o no desde un punto de vista estético, porque nos recuerda algún hecho de nuestra vida o de nuestro entorno, porque nos sentimos identificados, porque refleja algún tipo de problemática social, etc.).

Cuando llega la sesión de tertulia nos juntamos, no para contar, sino para dialogar sobre lo leído, cosa que hacemos una vez a la semana durante una o dos horas. Así, cada persona, por turnos, lee en voz alta el párrafo marcado y comenta lo que dicho párrafo le ha suscitado; el resto del grupo puede intervenir a continuación para expresar sus opiniones, con lo que se genera un diálogo francamente enriquecedor.

 

El papel del moderador

El papel de moderador de la tertulia puede asumirlo el profesorado, aunque no necesariamente, ya que puede ser una persona adulta ajena al centro educativo (un familiar, por ejemplo) o el propio alumnado. Esta persona se encarga de conceder los turnos de palabra y de dar prioridad a las que menos intervienen, para lograr una participación más igualitaria. El moderador o moderadora es uno más dentro de la tertulia y no puede imponer su verdad, sino que debe dejar que todas las personas aporten sus argumentos para que se pueda reflexionar y discutir. A través del diálogo igualitario, aprende tanto o más que el resto de personas que participan en la tertulia.

tertulias


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver más